20 ago. 2014

Intercambio de conocimientos


En esta vida solo hay una cosa mejor que los cómics: el vino. Aun así, tenemos que reconocer que hay cómics que son mejores que el mejor de los vinos. Sea como sea, cuando nos topamos con un cómic que habla, precisamente, de cómics y de vinos, ya no cabemos en nuestro propio gozo y lo que hacemos es descorchar una botella para celebrar su lectura.

Étienne Davodeau, de quien recientemente os hemos ofrecido Rural. Crónica de un conflicto, encontró su bestseller en Los ignorantes, un álbum de crónica, lo que podríamos llamar un cómic documental, donde el autor se propone como protagonista en un intercambio de conocimientos con el viticultor Richard Leroy. Cada uno de ellos es profano en la profesión del otro, así que durante más de un año, Davodeau va a entregar a Leroy lecturas que luego comentarán, le llevará consigo a visitar salones de cómic, le explicará cómo se narra en viñetas y le descubrirá el talento de los grandes genios de la historieta, así como los pormenores del mundo editorial. A cambio, Leroy hará a Davodeau trabajar en sus viñedos, recorrerá con él los rincones de sus bodegas, le hará partícipe de sus catas y cosechas y le revelará los múltiples misterios del mundo del vino. Tanto el uno como el otro van a salir enriquecidos de la experiencia, pero lo que ellos tal vez no sospechaban es que quien más va a gozarla será el lector, que a través de la mirada del dibujante podrá seguir en detalle ambas experiencias.

Los ignorantes, una novela gráfica de cepa humanista, alegre, rigurosa y vital que está seduciendo tanto a los abstemios como a los lectores que jamás se habían acercado a un tebeo, vuelve esta semana a las librerías en su nueva edición “Cosecha 2014”.

Si quieres ir haciendo boca, puedes echar un vistazo a sus primeras páginas siguiendo el enlace.

19 ago. 2014

Crumb desencadenado


GÉNESIS

Uno de los mayores orgullos de esta casa editora es llevar varias décadas publicando la obra de Robert Crumb, que en su momento fue el estandarte del comix underground y hoy es un artista reconocido incluso por las instituciones de la llamada alta cultura.
La obra de Crumb se ha ido entendiendo siempre como un libro del desasosiego en marcha, un cuaderno de notas -sembrado de interludios musicales- que en su mayor parte iba tratando las neurosis personales del autor, sus problemas con las mujeres y las diversas formas que podía tomar la misantropía galopante que siempre le atormentó. Sin embargo, de repente, uno de sus últimos trabajos se anunciaba como una adaptación fiel y detallada del Génesis bíblico, un trabajo que le llevaría cuatro años de documentación y confección y que estaba destinado a convertirse en un clásico moderno desde el momento de su aparición.
Superada la sorpresa inicial y leído y releído este libro monumental, no vamos a daros la turra una vez más cantando sus virtudes y nos ceñiremos a la que es nuestra tarea: que siga estando disponible en la edición más cuidada posible para uso y disfrute de nuevos lectores.

El Génesis de Robert Crumb vuelve esta semana a las librerías, tal vez sea el momento de acercarse a él y vivir la experiencia. Aquíte ofrecemos algunas páginas.

18 ago. 2014

Lovecraft ilustrado



Quien más, quien menos, estamos de vacaciones, pero los primigenios y las criaturas descarnadas de la noche no descansan como tampoco lo hacen vuestros ordenadores y tabletas, que seguro estarán sedientos de páginas y novedad. Para que echéis un poco de nutriente que no oxide vuestras máquinas, vamos a ir estos días ofreciéndoos los adelantos de nuestras novedades del mes, en esta ocasión reediciones de lo mejor de las últimas cosechas que encontraréis en vuestras librerías esta misma semana.

Desde el Más Allá es un surtido de historietas basadas en obras de uno de los más grandes autores que ha dado la literatura de terror, una siniestra antología en la que Erik Kriek desbarata uno de los tópicos más repetidos sobre la obra del genio de Providence: que las pesadillas innombrables que soñó H. P. Lovecraft son de imposible traslado a imágenes.

Con un grafismo abigarrado y ominoso, Kriek nos propone adentrarnos en la cosmogonía lovecraftiana en una lectura que llegará a tocar los rincones más oscuros de nuestra imaginación, suponiendo con ello el despertar de terrores que hasta ahora dormían en la noche de los tiempos.

Si te atreves a traspasar el umbral, aquí puedes asomarte a unas páginas